Marquesina - Definición y traducción | Arquitectura

Buscar entre más de 1000 palabras

Marquesina en Francés

  • Auvent
  • Marquesina en Inglés

  • Canopy roof
  • Una marquesina es una construcción abierta cuya función principal es la protección de la lluvia y del viento a los usuarios.  Normalmente se ubica sobre la entrada de un edificio o se realiza de manera aislada, como en las paradas de los transportes públicos, cubiertas de aparcamientos, estadios e incluso circuitos de carreras.

    Sistema estructural y elemento de cobertura

    Estructuralmente, cuando se realiza como prolongación del vestíbulo de entrada a un edificio es un elemento que se realiza en ménsula, con un empotramiento al muro de fachada y un voladizo. Cuando se realiza como construcción aislada, se suele emplear  un mástil o pie anclado al suelo  que sostiene dos voladizos, uno que realiza la cobertura y otro que equilibra  la estructura a modo de contrapeso ; o se emplea la curvatura del elemento de cubierta para equilibrar el peso de la estructura y realizar el apoyo en el suelo.

     En sus inicios era un elemento más bien pequeño, pero hoy en día se emplea hasta en estadios o en circuitos de carreras como cubierta de graderíos. A medida que la marquesina aumenta de dimensión resulta muy importante la resistencia a la carga de viento, tanto de succión como de presión, teniendo que  realizar un diseño aerodinámico para disminuir el efecto del viento sobre la misma y realizar una estructura más compleja con distintos elementos: estructura principal, estructura secundaria, correas, cerchas , tensores, mallas…

    Diferencia entre marquesina y pérgola

    La diferencia entre una marquesina y una pérgola, si bien son construcciones muy parecidas en su función, es que la pérgola va apoyada en pilares y la marquesina es una estructura en ménsula, como hemos dicho anteriormente. Además, tradicionalmente, la pérgola era un elemento para ser recorrido y la marquesina era un elemento diseñado para esperar, donde se aguardaba el carruaje al abrigo de la lluvia.

    Materiales empleados

    La marquesina, tradicionalmente se ha realizado en vidrio e hierro de fundición. Las construcciones más paradigmáticas de estos  elementos se remontan al Art Nouveau, de la mano de Victor Horta que sirvió de inspiración para las famosas bocas de metro de París.

    Hoy en día su diseño ha variado debido a las posibilidades de los nuevos materiales  y los nuevos usos para los que está siendo empleada.

    La cobertura se puede realizar con plásticos translúcidos como el policarbonato o transparentes como el Polimetilmetacrilato (metacrilato).

    El hecho de realizar este elemento con plástico aligera la estructura y resulta más seguro, debido a que son menos frágiles que el vidrio y no hace falta laminarlos para que no desprendan trozos cortantes cuando se produzca una ruptura en ellos. De esta manera se abarata el coste, debido a que los vidrios laminares y/o templados que se tienen que emplear para un edificio de uso público, son muy pesados y más caros que el plástico.

    Por otro lado, al ser un elemento que se sitúa a la intemperie, el vidrio presenta mejor comportamiento ante los rayos UVA y tiene mejor envejecimiento que los materiales plásticos.

    Para marquesinas de gran tamaño, como coberturas de aparcamientos o cubiertas de estadios, se emplean paneles metálicos, compuestos o plásticos. Esto es debido a que este gran elemento tienen deformaciones considerables ante la carga de viento, lo que hace que el vidrio no sea un elemento adecuado, ya que rompería fácilmente ante cualquier deformación. Esto no quita que se hayan empleado vidrios para grandes elementos, pero no es recomendable técnicamente. Un elemento interesante que se emplea en la cubierta, sobre todo en aparcamientos, son los paneles solares. Además de realizar la protección de los vehículos a los rayos solares, se aprovecha la energía solar para producir energía eléctrica, una solución ideal en grandes superficies donde tienen amplias áreas de aparcamiento y un consumo eléctrico elevado.


    Marquesina

    Significado y Definición de Marquesina

    Antigua entrada al teatro Alcazar (Marsella)

    En arquitectura y construcción, una marquesina es una cubierta (normalmente de vidrio) frente a una puerta, un porche o una ventana, que sirve como un refugio de la lluvia, viento o sol. Suele ser rectangular de una, dos o tres piezas, o a veces semicircular.

    La estructura de una marquesina está hecha generalmente de metal o de hormigón armado (algunas veces de madera), y es a menudo sostenida por soportes, que pueden consistir en volutas decorativas. Se pueden encontrar algunas marquesinas muy trabajadas, con una compleja estructura metálica (o de hormigón armado), sobre todo en las estaciones, teatros, hoteles, cafés, etc.

    « Volver al índice

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *