Talud

Proveniente del francés “talus”, la palabra talud hace referencia a la pendiente o inclinación de un muro o superficie con respecto a otra de posición horizontal. Los encontramos de forma natural, llamados laderas, formados por la naturaleza misma, o de manera artificial, con la intervención humana para la construcción de carreteras, vías para autos o ferrocarriles, terraplenes, cortes entre tantos otros usos.

El estudio de la estabilidad del talud resulta esencial para la ejecución de una obra arquitectónica o de ingeniería civil, ya que un declive y la naturaleza de los elementos a implementar pueden afectar la misma, razón por la que se requiere del diseño de un profesional de la ingeniería para la construcción del talud. Para proteger el talud, suele aplicarse distintos tipos de técnicas, según la obra de construcción, entre ellas el revestimiento con concreto o piedra y el sembradío de algunas plantas.

talud

Talud« Volver al índice

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *