La Arquitectura Romana | DiccionArqui.com

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Cuando hablamos de la arquitectura romana, lo primero que nos viene a la mente son la monumentalidad y el uso del concreto.

arquitectura romana 1

El concreto fue un descubrimiento que revolucionó al Imperio Romano, influyendo en la forma de concebir el espacio y la arquitectura, el mortero de cal, pizarra y arena, pulverizadas y mezcladas con agua que formaba el Hormigón, era capaz de resistir la acción del agua. Los romanos desarrollaron la técnica del concreto aligerando el peso de sus estructuras y reforzando sus bases con barras metálicas, sistemas estructurales tan resistentes y magníficos que han perdurado a través del tiempo.

La combinación de diversos materiales y diseños colosales lograron que la arquitectura romana se convirtiera en un modo de arte, demostrando al resto del mundo la superioridad cultural de Roma, además de su riqueza y audacia para construir este arquetipo de edificaciones. El uso de las columnas, dóricas, jónicas y corintias, así como las bóvedas y arcos, sobre los cuales se apoyaban las cúpulas, techos abovedados, sin travesaños, lo que les permitía cubrir grandes espacios.

Todos estos elementos engranados con el hormigón, se ven presentes en la mayoría de sus construcciones de tipo práctico y utilitario. Los monumentos, edificaciones religiosas, teatros, anfiteatros, y circos, puentes, acueductos, carreteras, sistemas de alcantarillado y balnearios con calefacción, son parte de la grandeza de sus construcciones.

No podemos evocar a la arquitectura romana sin mencionar el centro de sus actividades de tipo político, jurídico, religioso y comercial, el Foro Romano, funcionando como una plaza central donde se emplazaban las construcciones monumentales, templos y basílicas, cada una con sus características espaciales de acuerdo a sus funciones.

Las construcciones religiosas eran utilizadas por los romanos para ritos y ceremonias dedicados a sus dioses, operando también como bancos, en funciones económicas, de justicia y de mercado. Encontramos templos como el de Antonino y Faustina, el Templo de César, en el foro romano, y los de forma circular, el Templo de Vesta y  el Panteón de Agripa. Y basílicas como la Basílica Porcia y la de Majencio, también utilizadas para reuniones ciudadanas.

arquitectura-romana-3

El modelo de edificaciones monumentales en la arquitectura romana fue concebido glorificando el triunfo de victorias militares, en honor al César o a sus dioses. Así encontramos hitos de esta grandiosa arquitectura en el Arco de Tito, Arco de Constantino y La Columna de Trajano.

La arquitectura romana destinada a la diversión estaba conformada por los teatros, anfiteatros y el circo, dedicados a espectáculos deportivos, luchas, carreras de caballos y obras de drama y comedia, albergando a gran cantidad de personas. La máxima expresión de estas edificaciones la encontramos en el Coliseo de Roma o anfiteatro de Flavio y en el Circo Máximo de Roma.

Uno de los principales logros de la arquitectura romana sin duda es el acueducto, diseñado para canalizar el agua y transportarla a la ciudad, con sus arcadas en serie que le daban estabilidad y belleza. Ejemplos de estas estructuras son el acueducto Aqua Appia, y el Aqua Marcia, el más largo del Imperio Romano, entre los nueve con que contaba la ciudad de Roma, una de las más pobladas en la antigüedad. Y es precisamente por esa razón que la construcción del alcantarillado, un colector principal de las aguas,  pantanos y desperdicios se hace necesaria. La Cloaca Máxima representa esta construcción que vertía las aguas servidas al rio Tíber.

Otra de la construcciones que caracteriza a la arquitectura romana, son los baños públicos o termas, siendo las Termas de Caracalla una de las más conocidas, con una capacidad para 16.000 bañistas, y con un sistema “innovador” de calentamiento del agua y distribución del aire caliente. Las termas eran grandes edificaciones decorados con cúpulas, columnas, mármoles, mosaicos y esculturas, destinadas a los ejercicios de gimnasia y constaban de áreas para reuniones sociales, cuartos fríos, bibliotecas, salas calientes, y estaban abiertas a todo el público de la ciudad.

Los célebres caminos y puentes construidos, lograron la expansión del Imperio Romano más allá de sus fronteras, convirtiéndose en redes utilizadas para el comercio y la práctica militar, lo que llevó a los romanos a encerrar sus ciudades con muros y paredes levantados alrededor de las mismas, como defensa. Dichas murallas obligaron a los arquitectos romanos a plantearse la construcción en vertical, edificando así viviendas de varias plantas.

El puente de Alcántara en Targus es uno de los ejemplos más antiguos, con arcos de más de 30 metros de largo cada uno.

arquitectura-romana-2

Con este paseo general que hemos practicado sobre la arquitectura romana, podemos concluir que sus obras son producto del ingenio y la creatividad, mezcladas con su innata estrategia, lo que los convierten en pioneros en el uso de la teoría “forma función” para el diseño de sus espacios, y en la tecnología en materia de construcción, entregándonos unas estructuras extraordinarias que han resistido al tiempo, y su arquitectura refleja la filosofía, el  espíritu y la ideología de un periodo y de una nación.

 

“La arquitectura es la voluntad de la época traducida a espacio”

Ludwig Mies van der Rohe.

Algunos materiales utilizados en la Arquitectura Romana: Tufo. Ladrillo. Hormigón. Mortero. Madera. Estuco y mosaico. Teja.

Construcciones Romanas – Vídeo Corto

Construcciones Romanas – Vídeo Largo – Documental Ingeniería Romana

Presentación de las construcciones Romanas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *