Inicio » Atornillar

Atornillar

Cuando se hace referencia a la palabra atornillar, se asume que se trata de la forma como se asegura y se sujetan los tornillos. Esta palabra es empleada de modo pronominal y alude a varias expresiones, incluso puede hacer alusión a exigir u obligar a alguien o presionarlo mediante la conducta.

Ahora bien, el significado real de la palabra atornillar hace referencia a “introducir un tornillo” y proviene del latín tornare = “dar vueltas, girar, enrollar, tornear, redondear”.

Partes del Tornillo

Para poder diferenciar o distinguir la estructura de los tornillos, se debe tener en consideración el nombre de cada una de sus partes:

Vástago: es la parte más extensa que posee el tornillo. La zona que es lisa se llama cuello o caña y la otra zona es la parte de la rosca.

La Cabeza: es la parte de arriba del tornillo donde se coloca el destornillador o la herramienta que se empleará para apretar el tornillo.

Paso: se refiere a la distancia que existe entre los diferentes hilos que posee la rosca.

La Punta: es lo que se encuentra al final o en el extremo inferior del vástago.

Tipos de tornillos se acuerdo al material

En función del material con el cual son elaborados, los tornillos puedes ser resistentes, más o menos adecuados para unir las diferentes piezas que se ensamblan.

Los tornillos que son elaborados en acero con acabado cincado o bicromatado son los de uso más común. Este tipo de tornillo es más resistente a la corrosión, por tal motivo suelen ser más empleados en interiores.

En cuanto a los tornillos de acero inoxidables, suelen ser la mejor opción para realizar trabajos que va a estar en el ambiente libre, sobre todo en lugares de la costa. Este tipo de tornillo puede durar mucho tiempo ya que soporta diferentes temperaturas, humedad y por ende no se deteriora rápidamente en la intemperie y no se oxidan.

Los tornillos que son de latón son bastante resistentes, y tienen un buen acabado estético y sueles ser empleados en lugares donde quedaran expuestos y visibles, ya que son más decorativos en la parte superior. Son la mejor elección para trabajar con madera.

Tipos de cabeza de los tornillos

Los tornillos suelen tener diferentes cabezas y se emplean según el lugar donde se colocaran, el más común es el que posee cabeza ranurada, específicamente los que tienen cabeza cruciforme, los cuales son los más recomendables de usar cuando hay que emplear suficiente fuerza en la torsión y unión de las piezas.

Los tornillos que son ranurados se pueden emplear con un destornillador plano, y los cruciformes con los conocidos como destornillador destrias o de estrellas.

Estos tornillos suelen ser de tipo tirafondo o de punta muy afilada, y sueles ser atornillados hasta quedar ocultos en el lugar de colocación.

También existen los tornillos de cabeza cuadrara o hexagonal, los cuales se emplean para el montaje o fijación de piezas debido a que presentan una gran capacidad de apriete. En este caso no es necesario el uso de arandelas.

Atornillar« Volver al índice

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Atornillar en Francés

  • Visser