Talud - Definición y traducción | Arquitectura

Buscar entre más de 1000 palabras

Talud en Francés

  • Talus
  • Proveniente del francés “talus”, un talud es la inclinación de un terreno con respecto a la vertical. También se puede definir como la pendiente de un terreno estable.

    Dependiendo del modo en el que se ha realizado el talud,  se puede hablar de talud natural o talud artificial. Un talud natural es el que presenta un terreno sin alterar y uno artificial es el que se realiza tras la intervención del hombre, generalmente, en los procesos de urbanización o en las obras de ingeniería civil. En este apartado vamos a comentar las características más importantes de los taludes artificiales, ya que son los que nos interesan en el proceso constructivo.

     

    talud

     


    Tipos de terrenos y características:

    Dependiendo del tipo de terreno en el que nos encontremos, existirán unas características geológicas claves que nos ayuden a comprender y diseñar la realización de los taludes en los mismos.

    Para terrenos rocosos, los más estables, los taludes pueden tener una elevación muy alta, con pendientes superiores al 1:1 (forma en que se describe la pendiente de un talud, a una unidad horizontal le corresponde una unidad vertical: 45 grados). En este caso, la característica más importante sería la composición del terreno, si existen betas de roca diferente o fisuras en las mismas que puedan dar lugar a deslizamientos o inestabilidades de taludes.

    Para terrenos granulares, la característica fundamental del terreno a la hora de realizar taludes es el ángulo de rozamiento interno, que es el ángulo máximo en el que las partículas se encuentran en estado de reposo. Es decir, es el ángulo máximo que podríamos darle al talud antes de que se produjera un deslizamiento por parte del mismo.

    Para terrenos arcillosos resulta aún más complejo debido a que, además del ángulo de rozamiento interno, hay que fijarse en el grado de cohesión del mismo. Las arcillas tienen una estructura floculada a escala microscópica, lo que quiere decir que existen partículas y huecos intersticiales rellenos de agua (o no), lo que hace que la interacción entre las partículas, el aire y el agua juegue un papel determinante en la resistencia al deslizamiento del mismo, la cohesión. No tiene la misma resistencia, un suelo arcilloso húmedo, que uno seco.

    Por todo ello es necesario un estudio geotécnico , para determinar las características del terreno en el que estamos trabajando, antes de empezar a realizar trabajos sobre los mismos.


    Desmonte y terraplén.

    Son las dos formas de realizar un talud artificial. El desmonte es la realización de un talud sustrayendo terreno y el terraplén es la realización de un talud con un relleno o un aporte de terreno al mismo.

    Estructuras de contención.

    Cuando se realizan taludes que superan los parámetros de deslizamiento del terreno, es necesario realizar estructuras de contención de tierras para conseguir los ángulos necesarios en el terreno para llevar a cabo los trabajos de urbanización como son los muros de gravedad, los muros en ménsula, muros con suelo reforzado por geomallas, mejoras de terreno por inyección, bulonado, anclajes o mejoras por columnas de terreno mejorado entre otras.

    Tratamiento de taludes y erosión.

    TGeneralmente, se dice que un talud es apto para la siembra o plantación cuando se encuentra en valores en torno al 5:1, es decir, una pendiente que sube un metro cada cinco horizontales. Por encima de estas pendientes, el terreno sufre mucha erosión con el agua de lluvia y el viento y resulta muy difícil que crezca la vegetación. Esto no quiere decir que no haya vegetación que crezca en taludes superiores a esas pendientes, sino que la mayoría de plantas que se emplean en jardinería no lo hacen.

    Muros verdes.

    Cuando se quiere realizar un tratamiento vegetal a un talud con pendientes elevadas, se recurre a los muros verdes. Consiste en la colocación de geomallas (normalmente plástico)o biomallas (biodegradable) ancladas al terreno. La geomalla tridimensional protege las primeras capas del suelo evitando la erosión y crea una capa de enraizamiento donde se coloca un sustrato, posibilitando el crecimiento de especies vegetales.

    Talud« Volver al índice

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *