Cámara de frío

Una cámara de frío, también llamada cámara frigorífica, es una instalación industrial especialmente diseñada para el almacenamiento de productos perecederos. Dicha instalación permite sacar el calor de un recipiente cerrado y eyectarlo hacia el exterior para mantener una baja temperatura interna y permitir la conservación de los productos. Se compone principalmente de un compresor, un evaporador, un condensador y una válvula de expansión, y se le utiliza principalmente para el resguardo de alimentos, entre ellos las frutas, las verduras y las carnes, además de para la conservación de flores y otros productos con una vida útil limitada. Gracias a las bajas temperaturas a las que se mantiene una cámara de frío, es posible alargar el período de maduración de alimentos, incluso hasta por un lapso de 6 a 8 meses, dependiendo del producto del que se trate.

Cámara de frío« Volver al índice

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *