Papel de lija

El papel de lija, comúnmente llamado lija, es un utensilio basado en un soporte de papel, encima del cual se encuentra adherido un material abrasivo, como puede ser el polvo de vidrio o el esmeril. Se emplea principalmente para retirar trozos pequeños de material sobre las superficies, con el propósito de dejar sus caras lisas, y es especialmente utilizado para el detallado de maderas, antes de llevar a cabo la pintura y el barnizado de las piezas. También el papel de lija es usado para trabajos de fontanería, herrería y construcción en general. De la misma manera se manipula con la finalidad de obtener el efecto inverso al pulido sobre las superficies, logrando una textura áspera, como es habitual en los preparativos para encolado.

En el mercado encontramos dos formas de manejar el papel de lija, en lijadoras manuales o portátiles, siempre con la intención de dar un mejor acabado a la superficie que se trabaje. Asimismo existen una gran variedad de papeles de lija con diferentes grosores, para cada uso en particular y tomando en cuenta que a mayor grosor de su grano, aumenta su calidad abrasiva.

Papel de lija

Papel de lija

Significado y Definición de Papel de lija

Papeles de lija de distintos tamaños de grano.

El papel de lija o simplemente lija, es una herramienta que consiste en un soporte de papel sobre el cual se adhiere algún material abrasivo, como polvo de vidrio o esmeril.

Se usa para quitar pequeños fragmentos de material de las superficies para dejar sus caras lisas, como en el caso del detallado de maderas, a modo de preparación para pintar o barnizar. También se emplea para pulir hasta eliminar ciertas capas de material o en algunos casos para conseguir el efecto contrario al pulido y obtener una textura áspera, como en los preparativos para encolado.

« Volver al índice

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *