Masilla

Constituye un vocablo genérico comúnmente utilizado para nombrar a todo aquel material dotado de una textura plástica, muy parecida a la que caracteriza a la arcilla de moldeo. La masilla suele aplicarse como herramienta para obras pequeñas de edificación o compensación, a modo de relleno o sellante. Su composición puede variar según el tipo de trabajo para el que se requiera su uso. Se emplea mayormente en la contención de cristales en marcos de madera y de acero, para lo cual se aplica en la estría cuando es flexible y, una vez que se seca, adquiere una textura similar a la de la madera. Asimismo la masilla es utilizada para sellar las paredes y alisarlas ante de ser pintadas. El uso de una masilla de alta calidad logrará una superficie adecuada dándole un mejor acabado a la obra que se realice.

masilla

Masilla

Significado y Definición de Masilla

Masilla para acristalar

Masilla es un término genérico que designa a cualquier material de textura plástica, similar a la de la arcilla de moldeo, habitualmente usado en pequeños trabajos de construcción o reparación como sellante o relleno. Su composición cambia dependiendo del tipo de trabajo y uso que se le quiera dar.

Uno de sus usos más habituales es el de sujeción de vidrios en marcos de madera y hierro, esta se coloca en el galce cuando es maleable y cuando se seca tiene una textura parecida a la madera.

« Volver al índice

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *