Como construir una casa con poco dinero

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

CONSTRUCCION CASA IMAG1

Al momento de tomar la decisión de construir una casa son varios los aspectos a evaluar para lograr que este proceso culmine con éxito, uno de ellos es el costo que generará la obra, lo que representa una gran inversión. Si se cuenta con un ajustado presupuesto lo primero que debes hacer es un listado de prioridades,  de lo que necesitas y lo que quieres, para amoldarlo a tu presupuesto.

Se pueden explorar diversas formas de construir una casa con poco dinero sin prescindir de la calidad de la obra y valorizar la inversión, que debe verse reflejada en la calidad de los materiales a utilizar, los buenos acabados, el diseño y la funcionabilidad, considerando tu estilo de vida y necesidades.

Aquí te sugerimos los pasos para construir una casa con bajo presupuesto y buen nivel de calidad.

 

Planificación de la construcción de la casa

Una buena planificación en todo lo relacionado al proyecto y construcción de tu vivienda, contribuirá a reducir los costos y a compensar lo invertido.

. Contratar un profesional experto en el área. Un arquitecto que te oriente respecto al tipo de construcción y materiales económicos, adecuados y resistentes que podrán ser empleados, incluyendo las instalaciones eléctricas, sanitarias, y las de climatización en caso de ser necesarias, así como lo referente a revestimientos, herrería, carpintería, piezas sanitarias, sistemas eléctricos y todos los elementos que componen una vivienda.

. Coordinar el proyecto de tu casa con el arquitecto, para que se adapte a tus exigencias, necesidades y presupuesto, aprovechando al máximo cada espacio de la vivienda según su función y orientándolos acertadamente para aprovechar la ventilación y luz natural, lo que contribuirá a reducir los gastos al momento de habitar tu casa.

Se debe tomar en cuenta el tamaño de la vivienda, de acuerdo al terreno, y número de personas que la habitaran, para determinar el número de pisos o plantas convenientes, y puedes considerar construirla por etapas, si el costo de la obra resulta más elevado que tu presupuesto.

. Contratar la empresa constructora que realizará y supervisará la obra, de acuerdo al proyecto aprobado, tomando en cuenta los tiempos de construcción para reducir los costos, así como un plan de trabajo y el trámite de los permisos y las licencias para dar agilidad al proceso. El arquitecto y los constructores deben presentar el presupuesto estimado de la obra, considerando gastos de imprevistos que puedan producirse al ejecutarla.

 

Desarrollo de la construcción de la casa

El tiempo que ahorres en el desarrollo de la obra, desde su inicio, contribuirá a disminuir tus gastos.

. Tener un conocimiento general de los tipos de construcción y materiales de bajo costo que se encuentran en el mercado, te ayudará a tomar una decisión más acertada y a colaborar con el arquitecto, reduciendo los lapsos en el desarrollo del proyecto.

. Es importante que el tipo de construcción elegida sea económica y poco complicada, para acortar el tiempo de la obra, lo que incidirá notablemente en el costo de la misma.

. Puedes optar por el sistema constructivo tradicional, que está conformado por una estructura en concreto reforzado, vigas y columnas. Este sistema es de comprobada resistencia y durabilidad, pero requiere de un personal más numeroso en la obra, resultando un proceso más lento, por tanto más costoso.

Si te decides por este tipo de construcción, se pueden encontrar alternativas para disminuir los costos en los materiales utilizados. Puedes utilizar el concreto con su apariencia original, acabado gris, o teñirlo, para darle a la vivienda un toque decorativo diferente y original en su exterior, y también se puede combinar con bloques de ladrillo o arcilla, logrando un acabado rústico y versátil.

Otra manera de reducir costos es contemplar en el proyecto de la casa espacios integrados en las áreas sociales, disminuyendo el número de paredes, y las que sean necesarias mantener para delimitar los dormitorios y sanitarios, en materiales livianos y económicos, como los paneles de drywall o fibrocemento. Los tableros de madera comprimida OSB (Oriented Strand Board), puede ser otra de las alternativas para sustituir a las paredes tradicionales, son de fácil ensamblaje, resistentes, decorativos y ecológicos.

. La segunda opción a elegir es el sistema constructivo industrializado o “construcción en seco”, basado en elementos prefabricados, fáciles de ensamblar y montar, ofreciendo numerosas ventajas con respecto al sistema tradicional, lo que dará como resultado un ahorro considerable a la hora de construir tu casa.

Este sistema de construcción en seco permite reducir los tiempos y el personal en la obra, ya que los elementos y materiales utilizados son elaborados en un taller o fábrica, mientras  se van adelantando otros procesos, como las fundaciones y bases de la estructura, las instalaciones, cerramientos y trabajos de plomería o albañilería en el terreno donde se construye la vivienda.

 

Los elementos prefabricados pueden ser transportados y montados sin contar con maquinaria pesada, ya que el traslado a la obra y su montaje no necesita de este tipo de equipo, por tratarse de sistemas livianos.

El tipo de construcción en seco disminuye el impacto ambiental y a su entorno, ya que la mayoría de los componentes del sistema son materiales reciclados y en su montaje no se necesita utilizar cemento, cal y otros elementos que generan residuos y desperdicios.

Existen diversos tipos de materiales para construir tu casa con este tipo de sistema constructivo, el más cotizado de todos es la madera, por ser fácil de trabajar, por su ligereza, apariencia, calidez, versatilidad y la óptima relación precio – calidad.

 

CC IMAG 3.3

 

Los bloques de hormigón son otra de las opciones utilizadas para construir en seco, un material fuerte y resistente que se adapta a cualquier lugar donde se emplace, y ofrece la ventaja de acoplarse al clima del ambiente con un buen sistema de aislamiento.

Si el proyecto de tu vivienda es más sofisticado, o tiene más de una planta, te recomendamos utilizar el steel framing, o sistema de acero, que ofrece diversidad de diseños, esquemas estructurales y modelos a escoger. El montaje de este tipo de construcción en seco se realiza en base a una estructura metálica sobre la que se apoyan materiales que servirán para el aislamiento térmico, proporcionando una elevada capacidad aislante, que se traduce en calidad de vida. El acero es un material de gran resistencia, dureza y durabilidad, y es totalmente reciclable.

 

STEEL-FRAME IMAG3

 

Otro de los materiales empleados en este sistema constructivo es el PVC, uno de los más económicos en el mercado y con alta resistencia ambiental. Esta basado en la  colocación de placas unidas que sustituyen a las paredes tradicionales y se caracteriza por la gran rapidez para su montaje, combinando utilidad y funcionabilidad.

. La tercera de las alternativas es construir una casa sostenible, cuya fabricación puede resultar más costosa, pero es  una solución que te permitirá  ahorrar dinero después de estar finalizada y habitada. Construyendo una vivienda sostenible, puedes reducir el gasto de las facturas eléctricas, integrando tu casa al entorno, y adaptando su

construcción al medio ambiente en que se encuentra, utilizando efectivamente los recursos y logrando optimizar tu calidad de vida.

Al construir una casa sostenible es importante tomar en cuenta las determinantes del medio ambiente donde será ubicada, para el mejor aprovechamiento de la energía natural de acuerdo al clima y las estaciones del lugar, así que es fundamental la orientación que se le dé a la vivienda.

La ventilación y el aislamiento son factores a tomar en consideración en este tipo de construcción, las ventanas de la casa deben estar bien selladas por lo que se  recomienda la utilización de doble vidrio.

Para lograr el buen uso de las energías renovables se proponen los paneles solares o el uso del poliestireno, como aislante térmico y acústico, así como se recomienda utilizar materiales naturales o reciclables que son prensados para formar paneles. Hoy en día hay gran variedad de ellos en el mercado, la madera, el bambú, PVC, el acero, el ladrillo ecológico, los bloques de hormigón, la moqueta triturada, y una infinidad de residuos de papel, cartón, vidrios, plástico, neumáticos y agrofibras.

 

CC IMAG4

 

La rentabilidad que produce  una vivienda sostenible está demostrada, ya que consumen una cantidad de energía menor a la que se produce, se calcula que el ahorro energético puede alcanzar al 70% a largo plazo, de manera que la inversión que realices en la se verá retribuida en algunos años de manera considerable.

 

CC IMAG2

 

Se debe tomar en cuenta que el concepto de lo económico puede variar según el lugar donde se construya el proyecto de tu vivienda, pero el proceso de globalización e industrialización de las mismas, ha permitido equiparar los precios de los productos.

Siguiendo los pasos que te hemos señalado conseguirás conceptuar el tipo de vivienda que deseas y necesitas, adaptando tu presupuesto al costo del proyecto y a la construcción de tu casa con poco dinero.

Si te ha gustado, puedes ver también Ideas para decorar tu casa con poco dinero

 

A continuación se facilitan algunos enlaces con documentos y libros para construir casas prefabricadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *